viernes 14 de mayo de 2021 - Edición Nº1984
Dos Líneas » El País » 31 oct 2017

Garavano reconoció que el triunfo fue "fundamental" en la renuncia de Gils Carbó

Estimó que su reemplazo tardará entre 2 y 4 meses.


El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó hoy que la victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas fue "fundamental" en la decisión de la procuradora Alejandra Gils Carbó de renunciar a su cargo, y advirtió que el proceso de reemplazo "va a durar entre dos y cuatro meses".

Garavano también reveló que el jefe de los senadores del PJ, Miguel Ángel Pichetto, y el ex ministro de Seguridad bonaerense León Arslanian "jugaron un papel muy importante" en la renuncia de Gils Carbó.

El funcionario reiteró que desde el Gobierno valoran la renuncia de la titular de la Procuración General, al considerar que "le hace bien al país institucionalmente y permite focalizarse en lo importante que es designar a una persona que pueda avanzar en la persecución penal".

El ministro, además, destacó que "en Estados Unidos y otros países civilizados" el procurador "es como un ministro más o como un representante más del gobierno que lidera la persecución penal", no obstante "en otros países de nuestra región está en discusión si es un funcionario judicial o en un funcionario político, y quedó como en un híbrido".

Asimismo, Garavano opinó que "la victoria del Gobierno (en los comicios parlamentarios) ha sido fundamental para esta decisión" de la jefa de los fiscales de dejar su cargo" en el que -aseguró- "venía ya muy desgastada políticamente".

En cuanto a su reemplazo, puntualizó que "es un proceso que es igual que el de un ministro de la Corte (Suprema de Justicia): una vez que se elige el candidato, se van a publicar los antecedentes, eso abre un periodo de acompañamientos o impugnaciones y su aprobación tiene que dar dos tercios" del Senado.

"Es un proceso que va a durar entre dos y cuatro meses", puntualizó el funcionario, quien sostuvo que "va a haber una negociación con el Senado para conseguir esos dos tercios" que se necesitan para aprobar este pliego.

Frente a este desafío, sostuvo que el Gobierno tendrá que postular una persona que "reúna consensos políticos, que sea muy respetado, que pueda liderar un proceso de reforma de la Justicia penal".

"La crítica mía hacia la actual Procuración es que es alguien que tiene que liderar la lucha contra la corrupción, contra el delito, tiene que liderar el proceso de reforma procesal penal hacia un sistema acusatorio", enfatizó Garavano, quien concluyó que "el procurador es el gran defensor de la legalidad"

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias