martes 07 de diciembre de 2021 - Edición Nº2191
Dos Líneas » Actualidad » 22 nov 2021

Feletti adelantó que "el control de precios sigue dando mal"

A pesar que la decisión del gobierno de congelar precios en más de 1.400 productos, los relevamientos sobre el control de precios indican que los pequeños comercios registran un bajo cumplimiento de la medida que retrotrae los valores al 1 de octubre.


El Gobierno nacional proyecta una semana agitada en torno a las medidas que busca tomar para frenar la escalada inflacionaria, ya que pretende incrementar el control de precios en los supermercados chinos y comercios de cercanía y contener la suba del precio de la carne.

Es que, a pesar que la decisión de disponer precios congelados en más de 1.400 productos, los relevamientos sobre el control de precios indican que los pequeños comercios registran un bajo cumplimiento de la medida que retrotrae los valores al 1 de octubre.

A esto se le suma que mañana expira el breve acuerdo que la Secretaría de Comercio Interior realizó con la Asociación Supermercados Unidos (ASU) para congelar el precio de la carne durante el fin de semana largo, tras el aumento en el valor de la hacienda la semana pasada.

Luego que aumentara un 20% el valor del ganado en pie, registrados en el Mercado de Hacienda de Liniers, desde la Secretaría buscaron llegar a un entendimiento para que el precio de la carne no suba durante desde el viernes hasta este lunes inclusive.

“La próxima semana continuarán las conversaciones con el objetivo de arribar a una solución consensuada que garantice la estabilidad del precio de la carne, evitando así sobresaltos que afecten a los consumidores en el último tramo del año”, había dicho Feletti al momento de concretar el acuerdo.

De esta manera, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, se reunirá esta semana con representantes de supermercados chinos, cadenas más pequeñas, mayoristas y también con algunas empresas fabricantes de bienes de consumo masivo para fijar aún más el control de precios.

El objetivo del encuentro será poner sobre la mesa las dificultades que existen para los sectores más pequeños, que representan el 65% de las compras minoristas, poder cumplir con la medida de precios congelados.

“A diferencia de los grandes supermercados, el cumplimiento es menor. El ponderador baja de 85 a 75 si se reduce la muestra a ese tipo de comercios. Observamos irregularidades en señalética y comercialización de productos dentro del programa. Dejan, en promedio, un 50% de productos de la canasta sin comercializar”, explicó Feletti.

Asimismo, Feletti indicó que “si queremos asegurar carne, pollo, pan y leche en la mesa de los y las argentinas tenemos que desvincular los precios internos de los internacionales”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias