martes 27 de julio de 2021 - Edición Nº2058
Dos Líneas » El País » 14 jul 2021

El país llega a las 100 mil muertes por coronavirus: Buenos Aires, Río Negro y Neuquén entre las Provincias más golpeadas

Detras del trágico panorama de Provincia de Buenos Aires (CABA), Río Negro y Neuquén reflejan números muy malos en cuatro indicadores clave relacionados con la pandemia


Las estadísticas son realmente dolorosas. Más aun cuando analizamos la evolución que tuvo la administración de la pandemia en estos cerca de 490 días, luego del anuncio del primer contagio registrado oficialmente en el país. El trágico camino recorrido queda expuesto en estos fríos números.

Dejando de lado el relato oficial, que en algunos puntos indigna, el país muestra asimetrías importantes entre los distintos distritos de la Argentina. Tomando cuatro indicadores -entre otros que no fueron del análisis- se observa claramente que tanto Río Negro como Neuquén cuentan con datos que las ubican entre las peores provincias del país. Cabe destacar que toda la estadística volcada en este informe es la que origina el Gobierno Nacional en forma oficial.

-Muertos por millón de habitantes. Tal como se observa en el gráfico adjunto la media nacional de este indicador se ubica en los 2.158 fallecidos. Este (triste) ranking que contempla los 24 distritos del país es encabezado por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) con 4.859 muertes. Neuquén se sitúa en el segundo lugar con 3.054 decesos seguido en el tercer puesto por Río Negro (junto con Buenos Aires) con 2.786 muertos por cada millón de habitantes. Con estos indicadores ambas provincias de la región se las ubica en una zona roja del mapa nacional. Sobre el final de la lista se encuentran Misiones y Santiago del Estero con 422 y 833 muertes por millón de habitantes respectivamente.

-Casos de coronavirus por millón de habitantes. Sobre este cociente la media a nivel nacional se localiza en las 101.660 personas afectadas desde el inicio de la pandemia. Quien peor número refleja, entre todos los distritos del país, es CABA con 260.977 casos, cifra que representa un salto del 157% respecto de la media mencionada al inicio de párrafo anterior. Neuquén se consolida en el cuarto puesto con 158.961 contagios, mostrando un 56% de casos por encima de la media nacional. Río Negro se encuentra en el noveno lugar entre los 24 distritos del país con 116.028 casos; un 15% por encima del promedio consolidado en el país. Las mejores posicionados en este listado son Misiones y Salta con 21.614 y 45.603 casos totales respectivamente.

-Porcentaje de mortalidad. Este indicador relaciona la cantidad de muertes desatadas por el coronavirus respecto del total de habitantes de un distrito o país. La región en esta variable también queda muy expuesta. La estadística refleja que la media nacional se ubica en un 0,22%. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) lidera el listado entre las Provincias del país con un indicador del 0,49%. En segundo lugar, se ubica Neuquén con un indicador del 0,31% (poco más del 40% encima del promedio nacional) y Río Negro que está en el cuatro puesto con 0,28%. Entre los mejores distritos -sobre el final del ranking- se ubican Misiones y Santiago del Estero con indicadores en 0,04% y 0,08% respectivamente.

-Porcentaje de letalidad. Este indicador relaciona la cantidad de muertes con el total de contagios. Las provincias de Río Negro y Neuquén se encuentran dentro del lote de las 10 más afectadas. Los datos del Gobierno Nacional destacan que la media nacional es de 2,12 muertes por cada 100 contagiados. Liderando el triste listado se encuentra Jujuy con un índice de 3,33%. Río Negro ocupa el quinto lugar de este listado registrando un índice del 2,40% mientras que Neuquén está en el noveno lugar con 1,92 muertes por cada 100 contagiados. Las Provincias que registran los indicadores más bajos de esta variable son Catamarca y Santiago del Estero con índices del 1,14% y 1,28% respectivamente.


Números que reflejan la mala gestión oficial


En tiempos del coronavirus, los expertos de la Universidad Johns Hopkins, de Baltimore, Maryland, Estados Unidos, van a la vanguardia en lo que respecta a informar a la opinión pública e investigar la evolución que está teniendo el COVID-19 en todo el mundo.

Las cifras oficiales, que revelan cuántas personas han muerto debido al coronavirus en determinado país, o las que indican cuán rápidamente se propaga la epidemia, llegan de la Universidad Johns Hopkins antes que de otras fuentes y son analizadas por reconocidos epidemiólogos a nivel mundial. Sin dudas, es el principal referente a la hora de hablar sobre estadísticas e informes sobre coronavirus. Nada que pueda ser desacreditado.

En los últimos informes de la institución, para los veinte países actualmente más afectados por COVID-19 en todo el mundo, las barras en el cuadro -que se reflejan en los gráficos adjuntos- muestran el número de muertes por cada 100.000 habitantes.

Las naciones en la parte superior de esta cifra tienen la mayor cantidad de muertes proporcionalmente a sus casos o población de COVID-19. Argentina, en este listado, se lo ubica en el triste cuarto puesto. En el ranking mundial de muertos por coronavirus (valores absolutos) nuestro país está undécimo en la grilla mundial. Y en el de contagios, en el octavo lugar.

Estos estudios están elaborados sobre la base estadística de 182 países, lo que muestra en definitiva los negativos resultados logrados por la administración de Alberto Fernández a la hora de evaluar la gestión sanitaria de su gobierno para enfrentar esta terrible pandemia. ¿Por qué decimos esto? El 29 de marzo, al anunciar la primera extensión de la cuarentena, Alberto Fernández dijo con un tono dramático: “De la economía se vuelve, de las muertes, no”. Casi 16 meses después resulta evidente que, si aquella definición era el sostén conceptual de un plan contra la pandemia, el proyecto no resultó.

El Gobierno no evitó el derrumbe de la economía, pero aún más grave, tampoco salvó las vidas. Las estadísticas, independientemente del relato que quiera imponer el oficialismo, son la síntesis dolorosa de un fracaso.

Llegamos a los 100.000 muertos, un número que debe ser leído con detenimiento y por el que alguien debería ofrecer una explicación alejada de falsos triunfalismos.


Argentina, el peor lugar para pasar la pandemia


Transcurridos  16 meses de pandemia, el mundo comienza a abrir sus fronteras de la mano de una vacunación intensiva. Sin embargo, Argentina va en dirección contraria con nuevas disposiciones que limitan la entrada de personas a 600 por días ante el temor por la variante Delta de coronavirus y la lenta administración de vacunas.

De esta manera, como en mayo, Argentina se volvió a ubicar en junio de este año en el último puesto del ranking de resiliencia al COVID-19 elaborado por Bloomberg. El país ostenta el puesto 53° de 53 estados relevados en función de distintos parámetros para administrar la pandemia de coronavirus.

“Los mejores y peores lugares para estar en la era Covid-19 se definen cada vez más por una cosa: la normalización. La campaña de vacunación más grande de la historia está permitiendo que partes del mundo deroguen los mandatos de barbijos, relajen las restricciones y desmantelen los obstáculos fronterizos, haciendo que la magnitud de la reapertura sea clave para la calidad de vida”, explica el último reporte elaborado por Bloomberg.

Argentina se encuentra entre las peores cifras que evalúan la severidad de las restricciones.

El informe explica: “Si bien partes del mundo desarrollado están inundados de vacunas, los suministros son escasos y, en algunos casos, inexistentes en zonas de América Latina, África y el sudeste asiático”.

Y en otro de sus párrafos explica que “con las infecciones en aumento, las restricciones aún vigentes y los despliegues de vacunación vacilantes, Argentina ocupa el último lugar de las 53 economías, y Filipinas, Malasia e India completan las cuatro últimas”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias