martes 27 de julio de 2021 - Edición Nº2058
Dos Líneas » Opinión » 28 jun 2021

La épica en tiempos de grieta

Alexis Dritsos - Partido Socialista de Buenos Aires


Evidentemente, la pandemia ha generado un profundo impacto en la sociedad mundial de un modo bastante diferente a todo lo visto, al menos por mí, en la historia de la humanidad. 
Está claro que los cambios, efectos y la evolución de la propia pandemia siguen sucediendo y es difícil predecir cuándo (si es que alguna vez suceda) podremos alcanzar un cierto marco duradero de la “normalidad” perdida.
Mientras tanto en nuestro país, seguimos acercándonos a las cifras más altas de fallecidos cada millón de habitantes, alcanzando el puesto 15 con 92.317 fallecidos en total (dato: Worldometers covid al 27/6/2021).
La incertidumbre de esta nueva ola y el temor a la llegada de las nuevas cepas más peligrosas nos enfrenta a la cruda realidad de una clase dirigente que, en el mayor de los casos, no se encuentra a la altura de los acontecimientos.


Un punto de partida razonable para lograr desactivar esta falsa polarización debería ser, precisamente, tomar conciencia que esto no es una puja deportiva. Lo que está en juego es la vida de muchas personas y el porvenir de nuestro país.
Es por eso que debemos evitar perder objetividad frente a los hechos fácticos, frente a la evidencia científica y hay que asumir el deber de cerrarle los espacios al fanatismo que rodea  la tragedia sanitaria que estamos transitando.


Lamentablemente, gran parte de nuestra sociedad ha sido involucrada en un debate absurdo entre posiciones politizadas y carentes de mayor objetividad. Lo que está claro que de ambos lados, con la ayuda incansable de medios afines,  se construye una falsa épica que la realidad día a día se encarga de derribar.
De un lado hemos visto las más inverosímiles proclamas negacionistas, la acción despiadada de potenciar el malestar impulsando la desobediencia a las normas de aislamiento y a la campaña abierta anti vacunas inicial. Luego, con la misma facilidad que se hablaba de envenenamiento, pasaron a reclamar vacunas y resultados, no sin dejar de afirmar (sin pruebas) la existencia de negociados y la negativa del gobierno a aceptar millones de vacunas por supuestas cuestiones ideológicas. 


Del otro lado, se ha devaluado la palabra desde el momento en que se instaló la idea de una pronta vacunación con fechas y volúmenes que jamás pudieron ser cumplidos. La canchereada que llevó a altos funcionarios a  pretender señalarle el camino a países como Suecia, o a proyectar cifras y éxitos que aun no vemos, mientras se destapaba la inmundicia de la vacunación clandestina a los amigos del poder.
Unos intentan romantizar una supuesta insurrección en aras de la República, mientras los otros generan una puesta en escena de agradecimiento al gobierno cada vez que llega un avión. 


A los primeros hay que decirles que es falso que el gobierno quiera el encierro de la población y esto, obviamente,  no le sirve ni le servirá electoralmente. Terminen con la novela Venezuela para cualquier cosa!
A los segundos hay que decirles que dejen de agradecer a los funcionarios políticos por las vacunas armando esta telenovela con cada vacuna recibida ya que es su deber hacerlo y que desde hace muchos años nuestro país está a la vanguardia en materia de vacunación y esto no se lo debemos a nadie del actual gobierno. 


A los políticos en general, debemos pedirles que dejen afuera el tema pandemia de la campaña electoral y que se dediquen a poner lo mejor de cada sector a resolver los desafíos que seguimos y seguiremos enfrentando a causa del Covid.
La épica es válida y hay que construirla, pero hagámoslo sobre bases sólidas y serias.  El camino de grandeza y superación será alcanzado cuando logremos aprovechar todo nuestro potencial científico para desarrollar nuestras propias vacunas y nuestros propios medicamentos. Cuando el Instituto Malbrán sea tan poderoso como el Instituto Gamaleya podremos flamear con orgullo y con razón nuestra Bandera Nacional. 

Alexis Dritsos
Partido Socialista Prov. Bs. As , La Plata.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias