miércoles 19 de mayo de 2021 - Edición Nº1989
Dos Líneas » Actualidad » 8 feb 2021

Evalúan cambios en el calendario electoral por la pandemia de Covid-19

El gobierno analiza la necesidad de introducir cambios en las fechas previstas para las primarias y las elecciones generales de este año. Cualquier modificación debe ser aprobado por las dos cámaras del Congreso y con mayorías calificadas


La prórroga al último trimestre de todo el calendario electoral del año, pero sin eliminar las PASO, con primarias en septiembre y generales en noviembre, gana fuerza en el Gobierno y en la coalición del Frente de Todos como una de las alternativas ante la necesidad de adaptar el llamado a elecciones ante las particularidades epidemiológicas de 2021, un año atravesado por la pandemia y al que el oficialismo encara con una prioridad casi absoluta: la de completar la vacunación de los grupos de riesgo para llegar, finalmente, a la 'inmunidad de rebaño'.

El gobierno y en el Frente de Todos están, de hecho, cada vez más convencidos de la necesidad de introducir cambios en las fechas previstas para las primarias y las elecciones generales de este año, ya que observan con preocupación las noticias que llegan desde el Hemisferio Norte sobre el rebrote de coronavirus con una cepa más contagiosa.

En este marco, el oficialismo tiene todo su esfuerzo desplegado en el avance de la campaña de inmunización contra la Covid-19 y en las previsiones que indican que la 'inmunidad de rebaño' (tener vacunada a la mayoría de la población) podría alcanzarse entre agosto y septiembre, aunque por otro lado la experiencia de 2020 muestra que el pico invernal suele coincidir con la mayor cantidad de contagios.

Estos antecedentes explican por qué en el Frente de Todos se menciona cada vez con más fuerza la posibilidad de postergar todo el cronograma -sin suspender las PASO, ya que en el Congreso no hay consenso para hacerlo- y concentrarlo en el último trimestre del año.

Esta alternativa se mencionó en la reunión del jueves último en la Casa Rosada en la que estuvieron el presidente Alberto Fernández, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner; el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro del Interior Eduardo 'Wado' de Pedro.

La propuesta, aún en etapa de definición, consiste en retrasar la primaria del segundo domingo de agosto (como está prevista hoy) al último domingo de septiembre, y en el caso de la elección general aplazarla del cuarto domingo de octubre (como deberá realizarse si no hay modificaciones) al mes de noviembre.

En definitiva, la iniciativa apunta a concentrar toda la actividad electoral, que implica necesariamente movilización y circulación de personas, en los últimos tres meses del año, cuando ya haya pasado el invierno y la mayor parte de la población -se espera- esté ya inmunizada, informaron a Télam fuentes del oficialismo.

Incluso, en el Frente de Todos hay voces que plantean que la realización de todas las elecciones del año, sean provinciales o de alcance nacional, debe ser previamente consultada con el Consejo Federal de Salud (Cofesa), que reúne a los ministros y secretarios de Salud de la Nación y de las 24 jurisdicciones (23 provincias más CABA).

Dicha propuesta consiste en que el Cofesa evalúe el nivel de contagios y letalidad por la Covid-19 en todo el territorio nacional en las fechas previstas para el llamado a las urnas y, a partir de esa información, haga sus recomendaciones.

Sin embargo, cualquier modificación en el calendario de las elecciones debe ser aprobado por las dos cámaras del Congreso y con mayorías calificadas, requisito que no será fácil y del que ya se pudieron observar algunos indicios, como una serie de tuits posteados por Mario Negri (UCR-Córdoba), titular del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias