jueves 26 de noviembre de 2020 - Edición Nº1815
Dos Líneas » El País » 18 nov 2020

Presentan el Plan de Reactivación e Inclusión Financiera para PyMEs

“Si la economía y la producción de las empresas crece, crecemos todos. Crece el salario, crece la recaudación fiscal y ganan los que arriesgaron y produjeron en sus empresas”, sostuvo el Presidente durante el lanzamiento


El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles el acto de lanzamiento del Plan de Reactivación e Inclusión Financiera para PyMEs, por 57.500 millones de pesos, que contará con cuatro líneas de financiamiento destinadas a la inversión productiva de proyectos de mediano y largo plazo para los sectores industrial, agroindustrial y de servicios.

“Si la economía y la producción de las empresas crece, crecemos todos. Crece el salario, crece la recaudación fiscal y ganan los que arriesgaron y produjeron en sus empresas”, sostuvo el Presidente, al tiempo que consideró que “el secreto es entender que lo que hay que venderle al mundo son productos industrializados, dándole valor a toda la producción primaria”.

En este marco, planteó que “todos los datos indican que el consumo crece”. “Pero tenemos que lograr que ese crecimiento no se convierta en un acto especulativo para los que venden o en aumento de precios”, dejó en claro, al tiempo que renovó críticas al macrismo: “Ya vieron lo que hacen los empresarios exitosos cuando gobiernan. Le quitan recursos al Estado, lo dejan en manos del capital privado y eso va en detrimento de las PyMEs”, señaló.

Participaron del acto el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el intendente local, Juan Zabaleta; y el presidente de TACSA, Matías Matiazzo; además de un grupo de representantes de PyMEs que anunciaron inversiones por 250 millones de pesos en el país, que generarán 300 puestos de trabajo. Asistieron también otros intendentes bonaerenses.

Al exponer, el ministro Kulfas explicó que el plan incluirá créditos directos a través del Fondo de Desarrollo Productivo (FONDEP) y financiamiento de las bancas pública y privada, y aseguró: “Queremos reconocer este esfuerzo conjunto de la producción y el trabajo de todos los sectores para poner a la Argentina de pie”. Además, informó que todas las líneas contarán con tasas subsidiadas de entre el 18 y el 25 por ciento.

La primera línea de inversión productiva e inclusión financiera no contará con intervención bancaria, y otorgará créditos del Ministerio de Desarrollo vía FONDEP para financiar proyectos que generen valor agregado en micro y pequeñas empresas y cooperativas que no suelen ser sujetos de crédito.

El financiamiento será de un máximo de 15 millones de pesos por proyecto, y tendrá un plazo de hasta siete años con una tasa del 18 por ciento. Dichos créditos podrán ser destinados para la adquisición de bienes de capital nuevos, construcción e instalaciones, y serán respaldados por fondos de garantía.

La segunda línea contará con créditos de inversión productiva para pequeñas y medianas empresas para el financiamiento de la adquisición de bienes de capital y construcción, o para la ampliación de instalaciones, con hasta cinco años de plazo y seis meses de gracia. Las tasas estarán bonificadas durante los primeros 24 meses.

La financiación cubrirá hasta 70 millones de pesos por PyME, que contará con una tasa bonificada del 25 por ciento, a la que se podrán sumar otros porcentajes como el 1 por ciento en caso de que se cuente con más del 50 por ciento de la composición accionaria en manos de mujeres.

En tanto, la línea de inversión productiva para proyectos estratégicos estará destinada a MiPyMEs y grandes empresas, con un plazo de hasta siete años, para proyectos de ampliación de la capacidad exportadora y que generen empleo. Se financiarán hasta 250 millones por empresa, con una tasa del 22 por ciento y un período de gracia de hasta 12 meses.

La última línea, de desarrollo federal, será específica por provincia y tendrá como objetivo facilitar la adquisición de bienes de capital nacional, construcción y ampliación de instalaciones. Se destinarán 400 millones de pesos en cada caso, con un monto máximo por proyecto de hasta 20 millones, que tendrá un plazo de cinco años. Los créditos serán llevados adelante por las entidades bancarias que defina cada gobierno provincial.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias