martes 02 de junio de 2020 - Edición Nº1638
Dos Líneas » Actualidad » 15 may 2020

Suspenden la apertura de agencias de quinielas y lotería

En un principio, tras un encuentro entre Nación y Provincia las agencias de juego habían sido autorizadas para abrir sus puertas, pero el Gobierno provincial optó por dar marcha atrás.


El Instituto Provincial de Lotería y Casinos resolvió hoy suspender "hasta nuevo aviso" la apertura de las agencias de juego, como las quinielas y loterías tras las consultas que mantuvo con intendentes bonaerenses.

La decisión se tomó anoche, horas después de que fuera habilitado el funcionamiento de esos locales en medio de la pandemia de coronavirus (Covid - 19), pero que luego el Gobierno finalmente decidió postergar.

En el comunicado emitido esta tarde, el organismo precisó que "luego de realizar las consultas del caso con intendentes municipales, por razones sanitarias y operativas, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires ha decidido postergar su apertura hasta nuevo aviso".

"Es importante remarcar que las medidas adoptadas en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio siguen vigentes y por el momento la pandemia no ha desaparecido”, reconocieron desde el Instituto.

En el texto, el sector reconoció que en una primera instancia, las agencias de juego habían sido habilitadas por el Instituto de Loterías y Casinos, como resultado de las gestiones realizadas ante el Gobierno Nacional por el gobernador Axel Kicillof.

Sin embargo, la concentración de clientes que se dio en algunos distritos dentro del territorio provincial obligó a suspender por el momento el funcionamiento de las agencias, reveló una fuente gubernamental.

De todas maneras, para su correcto funcionamiento, el Instituto Provincial de Lotería y Casinos había establecido un protocolo sanitario a fin de preservar la salud y garantizar las condiciones de higiene y seguridad.

De hecho, las autoridades de los casinos y loterías de la provincia detallaron en el comunicado que dentro del protocolo de prevención, se debía marcar en el suelo de los locales, distancias de tres metros entre los clientes.

También imponía que los trabajadores deben estar separados por una distancia de al menos un metro y medio, en tanto el público debe esperar afuera del establecimiento.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias