martes 13 de noviembre de 2018 - Edición Nº1071
Dos Líneas » Entrevista » 4 nov 2018

Mariano Pinedo: “El peronismo tiene que ofrecer una alternativa desde el interior”

En declaraciones a Dos Líneas, el legislador kirchnerista afirmó que la conurbanización los hizo perder elecciones.


Mariano Pinedo es diputado provincial por el bloque de Unidad Ciudadana desde 2015. En diálogo con Dos Líneas habló del Presupuesto diseñado por el FMI, de Cristina Kirchner y explicó por qué el Intendente de San Antonio de Areco, Francisco Paco Durañona, presenta una alternativa para el peronismo bonaerense.

Por primera vez vas a discutir un Presupuesto provincial ¿Qué expectativas tenés del proyecto que va a enviar Vidal?

Es la ley que define el rumbo de una administración. A mí me tocó defender el Presupuesto en Areco, cuando era titular de la bancada del oficialismo, y soy consciente de la importancia que tiene a nivel local, provincial o nacional. Está bastante claro que el Presupuesto provincial está por fuera de los carriles de la normalidad este año. No es normal, ni institucionalmente serio, plantear que se está debatiendo un Presupuesto provincial o nacional, cuando existe semejante intervención del Fondo Monetario Internacional en las cuentas públicas y en el rumbo de la Argentina.

Realmente se desnaturalizó la discusión presupuestaria, porque hay una exigencia muy contundente desde que se desató la crisis generada por el fuerte endeudamiento que asumió este gobierno. A eso se suma la crisis de la balanza comercial, que es cada vez más grave, eso trae aparejado una gran recesión, que implica una fuerte caída del poder adquisitivo del trabajador.

¿Creés que el Presupuesto está hecho a medida de los requerimientos del FMI?

Obviamente. En medio de toda esta crisis, el Presupuesto que se discute es cómo pagarle a los organismos de crédito. Con un FMI monitoreando muy de cerca. Obviamente la deuda se toma un año y se paga por varios, con lo cual el pago tiene que empezar el año que viene, pero a su vez tiene que garantizar, en función de los intereses de los organismos internacionales, el triunfo de Macri. Entonces, el año que viene va a ser muy duro en materia de recesión y de ajuste, pero en donde el FMI no puso todo el imput de recuperación, sino que lo pone en el 20, en el 21 y en adelante. Porque de alguna manera tiene que hacer el doble juego de ajustar, para aferrarse a la posibilidad de repago, pero necesitan que gane Macri. Por eso el desembolso mayor se da ahora. No estamos votando un Presupuesto soberano.

En mayo del 2020 hay que empezar a pagarle al Fondo ¿Qué país y qué provincia se va a heredar de la gestión de Cambiemos?

Van a dejar una Argentina y una provincia absolutamente condicionada en su capacidad de tomar decisiones. También en las posibilidades de recuperación económica en las cuentas públicas y en la vida real, que es lo que nos importa a nosotros. El gobernador que venga va a tener un Estado mucho más desguazado, con muy poco margen de maniobra y mucha necesidad de lograr consensos políticos y sociales, para tomar medidas de orden soberano. No va a alcanzar solamente con una postura y una convicción ideológica, sino que requiere mucha cintura y habilidad política, sobre todo en los territorios, con los ciudadanos con pies en la tierra.

Dentro del espacio kirchnerista los nombres que suenan para ser candidatos a gobernador son Verónica Magario y Martín Insurralde ¿Por qué vos preferís a Francisco Paco Durañona?

Para ganar, el peronismo de la Provincia de Buenos Aires tiene que tomar nota de lo que ocurrió en el 2009, 2013, 2015 y en el 2017. En esas cuatro elecciones fue perdiendo capacidad de respuesta, discurso, empatía e interrelación con el interior bonaerense. Nos convertimos en un proyecto político cada vez más conurbanizado, es decir, que los únicos dirigentes y sus lógicas de construcción política, estaban en torno a la masificación de los centros territoriales de poder más populosos. Eso demostró que no sólo no alcanza para ganar la Nación, sino que ahora, ni siquiera alcanza para ganar la Provincia. El peronismo tiene que ofrecer una alternativa del interior que Paco (Francisco Durañona) la garantiza. No sólo por ser del interior, sino por haber sido y ser un Intendente exitoso y reelegido en un ámbito absolutamente hostil cuando todos los distritos de provincia profunda se pintaron de amarillo. A parte, incorpora una agenda novedosa, que Verónica (Magario) y Martín (Insaurralde) lo tienen en menor medida, está relacionada con la producción, con el hábitat justo, con la soberanía alimentaria.

¿Incluso con lo que se denomina el Campo, del cual el kirchnerismo parece alejado desde 2008?

Incluso con el Campo, y eso que Paco (Durañona) fue un dirigente comprometido con el espacio kirchnerista en todo momento, y sobre todo en los momentos más álgidos. En Areco podemos demostrar el hecho de haber tenido una relación, que aún en el disenso, permitió la construcción de alternativas en conjunto. Personalmente, como su Secretario de Producción en aquel momento noté cómo, a pesar de estar en las antípodas ideológicas con los sectores de la dirigencia rural, nos pudimos sentar a la mesa a definir cuestiones concretas, sabiendo que no nos mentíamos respecto de lo que pensamos, pero que podemos  ponernos de acuerdo en temas importantes para ir para adelante. Paco es un convencido que la política agropecuaria tiene que ser diversificada atendiendo no solamente a las distintas producciones, sino también a las distintas escalas. No es lo mismo un latifundista, que un pequeño o mediano productor. No es lo mismo un productor de cerdo que de soja. No es lo mismo quien agrega valor a la producción, que el que no lo hace. Todas esas articulaciones nosotros demostramos durante la gestión que se pueden potenciar.

¿Qué le incorpora Durañona al peronismo provincial?

Muchas cosas, pero sobre todo nuestra agenda de Tierra, Techo y Trabajo o como le decimos nosotros, arraigo. Esa es su agenda. Nosotros queremos que los jóvenes no tengan que migrar a los grandes centros urbanos para poder llevar adelante su vida. Queremos que puedan tener un trabajo, un hábitat justo y que posean una universidad disponible para que se formen. Eso es lo que nosotros transmitimos en un peronismo que si habla de estas cosas va a volver a enamorar. Si hablamos de cuántos porotos tenemos, cuantos votos tiene tal o cual, se va a reeditar lo que sucedió en 2015.

Existe la intención de eliminar las PASO en la provincia ¿Cuál es tu visión al respecto?

Lo escuché, no lo vi en concreto por nadie, pero sí lo escuché. A mí me parece que es una chicana más. Si el gobierno que está llevando a la Argentina y a la provincia al desastre, cree que por triquiñuela electoral puede hacer una propuesta fresca y nueva, quiere decir que se ven en una situación de debilidad. Cuando vos entrás a manipular lo electoral es porque no estás fuerte. Nosotros tenemos que ser inteligentes en eso y saber aprovecharlo. Si hay PASO, a nosotros nos puede servir como una herramienta para dirimir algunas cuestiones y hacer una propuesta superadora. Y si no hay PASO vamos a saber encontrar el camino para enfrentar al gobierno y tenemos la responsabilidad de hacerlo.

¿Cristina Kirchner tiene que ser candidata?

Yo creo que Cristina es la mejor candidata. Es la que más nos garantiza un triunfo hoy. Pero a mí me resulta triste toda nuestra acción política, como militante desde hace décadas, que todo nuestro futuro como peronismo descanse en las espaldas de una sola persona. Que encima tiene que lidiar contra una persecución tortuosa, que tiene mucho que ver con su condición de mujer y de dirigente popular que transformó la realidad de millones de argentinos, y eso no se lo perdonan. No podemos ser tan mediocres de no poder ofrecerle a Cristina una alternativa política de salida, habla muy mal de nosotros y sigue hablando bien de Cristina. Necesitamos ofrecerle una alternativa, después si ella decide ser candidata va a ser nuestra alegría. Pero no tiene que ser porque no pudo tomar otra decisión.

¿Quiénes pensás que pueden encarnar esa alternativa?

Habrá que ver. Lo que sí creo es que la definición nuestra de instalar tiene que ser lo antes posible.  Hoy en día está Agustín (Rossi), puede haber algún gobernador. Pero no hay un nombre muy instalado por debajo de Cristina.

¿No incluís a Felipe Solá en esa lista?

Felipe Solá dice que quiere ser. Yo creo, y esto lo digo independientemente de su figura que no podemos ofrecerle al futuro de la Argentina un candidato de 68 años. Lo digo con todo respeto. Nuestro electorado tuerce la balanza entre los 16 y los 45 años. El ideal para nuestro candidato es que fuera de ese segmento etario, pero por lo menos pueda interpelarlos. A parte la energía que hay que tener para gobernar en los cuatro u ocho años que vienen es inmensa. En el mundo, todos los dirigentes que están surgiendo están en un rango entre los 40 y los 55 años. Proponerle al futuro del peronismo y de la argentina lo que ya fue, me parece incoherente. Pero está en todo su derecho. La única que marca la diferencia en esa lógica es Cristina porque genera una esperanza increíble.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias