martes 13 de noviembre de 2018 - Edición Nº1071
Dos Líneas » Entrevista » 21 oct 2018

Guillermo Castello: “La Provincia no debería seguir manteniendo el Astillero”

En diálogo con Dos Líneas, el diputado de Cambiemos opinó también sobre la paritaria docente, el juicio político a Garavano y sobre Moyano.


Guillermo Castello es diputado provincial por el Frente Cambiemos y actualmente preside la comisión de Educación en la cámara baja bonaerense. En declaraciones a Dos Líneas, el legislador marplatense de la Coalición Cívica reafirmó sus denuncias sobre el Astillero Río Santiago y opinó también sobre la paritaria docente, el juicio político al Ministro de Justicia Germán Garavano y sobre Moyano.

Estamos casi a fines de octubre y la paritaria docente aún no se acordó, ¿A qué se debe?

La paritaria docente aún no se cerró, pero sí lo hicieron la mitad de los estatales con el 30%. Me parece que hay mucho de política ahí. La última propuesta que hizo el Ministerio de Educación de 30 más 1,7 era una oferta adecuada al momento histórico que estamos viviendo. El país está atravesando un momento económico difícil y están todos los sectores ajustando. Nadie va a poder mantener la situación que tenía el año pasado. Los docentes deberían darse cuenta de esa situación y dejar de hacer paros. El 31,7 es una propuesta razonable. Hay mucha política y está siendo utilizado por los gremios para mantenerse activos, visibles y poder seguir haciendo estos paros que ya llevan 26 días.

¿Como parte del oficialismo, no reconocés una cuota de responsabilidad del gobierno en el conflicto?

El gobierno ha hecho diez ofrecimientos distintos, cada uno mejor que el anterior. Hay un sector muy radicalizado del sindicalismo, que no es todo hay que decirlo. Los docentes que están sindicalizados son menos del 50%, y los afiliados a Suteba, son muchos menos aún. Pero algunos sectores están funcionando como si fueran una línea interna del kirchnerismo. Tienen lazos muy aceitados con la administración anterior y se están fijando más en la conveniencia política que preocuparse porque los alumnos tengan clases o que los docentes puedan terminar de cerrar una paritaria. El otro día pedían un 40 y pico por ciento, es un disparate. Están apostando a que no se cierre la paritaria. Le mienten a sus afiliados y al resto de los docentes. Pero principalmente, le mienten a la sociedad. Ellos dicen que defienden a la educación pública, y en realidad la están destrozando, la están privatizando. 

¿Fuiste el precursor del debate que se generó en relación al Astillero Río Santiago, seguís sosteniendo las mismas críticas?

Sí, claro. Lo que yo decía cuando el tema surgió en los medios, es que no es únicamente un problema de corrupción, sino que el Astillero en sí no tiene destino. Hay casos de corrupción, casos enormes por cierto. Como lo que sucede en el comedor o lo que ocurre con el manejo de las jubilaciones. Para no hablar de hechos insólitos como que el sindicato traía contratos para hacer  barcos o pequeñas embarcaciones, y eran regenteados por ATE Ensenada. Hasta el Caballo Suárez estaba metido en el Astillero con algunas contrataciones, que terminaba pagando el Banco Provincia porque la labor asumida no se hacía. El Astillero es un nicho de corrupción que viene desde hace 30 años atrás y ATE Ensenada se ha hecho dueño de la situación de ahí adentro. Además, tenemos ineficiencia. Hace 10 años que no se hace un barco. Entonces, tenemos corrupción y un problema de ineficiencia.

¿Qué debería hacerse con el Astillero?

Esto se arregla solamente con una gestión público- privada. Actualmente, el Astillero Río Santiago le hace perder a la provincia 3.600 millones de pesos para no hacer ni un barco. Hay que permitir  el ingreso de capitales privados. Después se puede implementar un esquema en el que se vendan acciones al público o darle parte de las acciones a los mismos trabajadores. Hay miles de formas en el Mundo donde se han traspasado empresas públicas a manos privadas. Está el caso de la British Telecom donde se dio más del 40% de la empresa a los trabajadores, otro 40% se mantuvo en la esfera estatal y el restante se vendió al público. Hay múltiples alternativas. Es una forma incluso de democratizar el Astillero, se lo devolvés  a la gente. Pero la pregunta que yo me hago es si es necesario que la Provincia de Buenos Aires tenga un Astillero ¿Es esencial? ¿Para qué si hay astilleros privados? La Provincia no debería seguir manteniendo el Astillero, porque aparte es inactivo, no hace nada y se gastan miles de millones de pesos. El Estado tiene que tener educación, salud, defensa, justicia, pero no tiene que tener un astillero y menos la Provincia de Buenos Aires que está quebrada. Hoy en día no sirve para nada así.

¿Como miembro de la Coalición Cívica, qué opinión tenés del juicio político que presentó Carrió al Ministro de Justicia Garavano)

Si yo hubiese sido diputado nacional, hubiera firmado a dos manos el pedido de juicios político que presentó Lilita junto los otros 9 legisladores de la Coalición Cívica. Estoy absolutamente de acuerdo. El Ministro viene teniendo una gestión muy errática, que empezó con el tema de AMIA, donde él protegió a dos fiscales que venían haciendo las cosas mal desde hace mucho tiempo. Las declaraciones sobre que vaya un ex presidente a la cárcel no me parece tan grave, como los hechos. Esos dichos fueron la gota que rebalsó el vaso y justo se dieron cuando Casación decidió dejar libre a Menem, por una prescripción que no es prescripción. Una cosa medio agarrada de los pelos. Todo eso nos hace pensar si hay una parte del gobierno que no quiere que haya Justicia, transparencia, que vayamos hacia una república. Eso es lo que está viendo Lilita. Hay una parte del PRO que no quiere eso.

¿Existe un pacto entre el PRO y el PJ para dar protección a los corruptos?

No sé si es un pacto, quizás es implícito. Pero hay un sector del PRO que no está poniendo todo lo que hay que poner en este momento histórico para que vayamos hacia una república. El contrato que se firmó al confeccionarse Cambiemos, y por el que se sumó Lilita, establecía que la justicia tiene que ser independiente. Tiene que haber trasparencia, no tiene que haber presiones de ningún tipo, menos políticas. Eso es lo que significa la república.

¿El gobierno nacional presiona la justicia?

No sé, pero hay ciertos elementos, como por ejemplo Angelici, que es el caso más típico, que sigue interviniendo o influenciando. Dentro de ese contexto, las declaraciones de Garavano son un claro mensaje de influencia sobre la justicia, y al otro día vemos el fallo sobre Menem. Es alarmante. Pero también el gobierno nacional ha permitido que se apruebe la Ley del Arrepentido que ha sido clave para la causa de los cuadernos. No son todas oscuridades en el funcionamiento de la justicia federal. Hay cosas que no están claras y para eso está Lilita, para enderezarlas. Que quede en claro, nosotros no nos vamos a ir de Cambiemos. El electorado nos ha elegido para ser los garantes de la independencia judicial y queremos respetar ese mandato popular. Esa es la función que está cumpliendo Lilita y la Coalición Cívica.

¿Esto que planteas a nivel nacional se replica en la provincia? ¿Vidal tiene su operador judicial?

 No, yo no lo veo en lo más mínimo.

¿Conte Grand no presiona a la justica, como denunció el juez que debía definir la prisión de Pablo Moyano?

 Conte Grand está haciendo un trabajo excepcional. Es una persona muy formada y está haciendo lo que hay que hacer en la provincia. Cayeron sindicalistas y varios mafiosos que estaban poniendo trabas al funcionamiento judicial. Y ahora tenemos un caso que exhibe con claridad lo que te digo, la prisión del ex juez Melazo. Tuvo un jury que duró 10, 12 años, o como sucedía con el fiscal Novo, Y nadie le ponía el cascabel al gato. Llegó este gobierno y se fueron Falbo, Melazo, Novo y ahora está suspendido Ordoqui. Hay un proceso de depuración muy fuerte en la justicia bonaerense.

¿No presionó el Procurador para que se detenga a Pablo Moyano?

No. Donde sí hubo una clara intervención o presión sobre la justicia fue en la conferencia de prensa que realizó Hugo Moyano a las pocas horas que se conoció la noticia que el juez no daba lugar a la detención de su hijo. Es clarísimo que Moyano presionó al juez Carzoglio. No lo hizo él sólo, sino que también todos los sindicalistas que estuvieron en esa conferencia acompañándolo e incluso el presidente del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez. Esa conferencia fue una intromisión terrible sobre el funcionamiento judicial ¿Qué creen ellos, que tienen coronita? Esa foto es realmente lamentable. Menéndez por ejemplo, para qué fue. Si el partido que él representa llega al poder en la provincia o en la nación, qué pretende ¿Qué la justicia no actué sobre los delincuentes? Ese mensaje terrible es el que dio el presidente del PJ Bonaerense avalando una presión extraordinaria a la justicia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias