jueves 18 de octubre de 2018 - Edición Nº1045
Dos Líneas » Entrevista » 7 oct 2018

Sergio De Piero: “El macrismo quería hacer esto, pero no pensaba hacerlo de este modo”

En diálogo con Dos Líneas, el politólogo analizó la gestión del gobierno de Cambiemos y a la oposición en función del año próximo.


Sergio De Piero es politólogo egresado de la UBA. Actualmente se desempeña como docente en la Universidad Jauretche y en post-grado, además de la UBA y en Flacso.  En declaraciones a Dos Líneas habló del Grupo Fragata, que integra junto a otros intelectuales como Marcelo Leiras o María Esperanza Casullo. Analizó, además, la gestión del gobierno de Mauricio Macri y a la oposición en función del año próximo.

¿Qué es el Grupo Fragata?

Lo que nos motivó a juntarnos es la preocupación por el rumbo de las políticas adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri y la relación que quiere establecer entre el Estado y la sociedad. Entonces, un grupo pequeño al principio que se amplió un poco más, que nos conocemos del ámbito académico, nos empezamos a juntar con esa idea y salió el primer documento. Ahí no sólo planteamos nuestra preocupación por las medidas de Macri, sino también por las soluciones de alternativa. Ese documento estaba dirigido a la oposición. No llamamos a la unidad, porque nosotros tampoco somos quiénes, pero sí para que estén a la altura para el año que viene.

En ese documento plantearon que para el macrismo el problema no es el Estado, como en el liberalismo, sino la sociedad ¿Qué los lleva a pensar eso?

En la construcción global que el gobierno lleva adelante está muy anclado en lo discursivo. Desde el inicio y de forma reiterada en estos casi tres años tuvo una serie de frases, tanto el Presidente como alguno de sus ministros, señalaron que la sociedad estaba acostumbrada a vivir por encima de sus posibilidades. Decían que les habían hecho creer que un empleado podía cambiar el televisor o comprarse un auto. Cosas que vos podés plantear respecto a los niveles de consumo, pero acá exhibía de forma muy clara que para el macrismo el orden social estaba alterado. Desde su óptica la gente está viviendo por fuera del lugar, que según ellos, le corresponde que tiene que vivir. Desde el principio entonces, el macrismo dirigió su discurso a esa sociedad que estaba viviendo para ellos desmesuradamente y pocas críticas respecto del Estado. En todo caso criticar al empleado público, pero no al Estado como uno lo podía ver en el neoliberalismo de los noventa.

¿Considerás que el modelo económico de Cambiemos fracasó o que eran sus verdaderas intenciones?

Es una discusión interesante que seguimos teniendo varios en diversos puntos. Lo resumiría en una frase un poco simplificada: `El macrismo quería hacer esto, pero no pensaba hacerlo de este modo´. El objetivo de bajar salario real, volcarse a la toma de deuda, desregular mercados financiero y comercial, estaba dentro de la previsibilidades de un modelo de derecha, que en la Argentina ya hemos visto en otros momentos históricos y que están haciendo ahora. Lo que creyeron es que el control de las variables iba a ser de otro modo. Hay mucha impericia, hay mucha gente administrando el Estado que jamás lo hizo, ni siquiera Estados más pequeños. Entonces, se suceden los parches, uno sobre otros, sin que sepa cómo se resuelve la cuestión. Hay una orientación general que es la buscada, pero hay impericia en el paso a paso. Eso lo vemos en las dificultades para controlar el dólar o la inflación. El macrisimo va en el rumbo que quiere pero fracasó en hacerlo consistente. No puede desarrollar su plan con una inflación del 40%, es insostenible.

¿Qué tipo de Estado va a heredar el próximo presidente que suceda a Macri una vez que concluya su mandato?

El gobierno  comenzó la gestión con una decisión de retomar la modernización del Estado y firmó el Decreto 434 de 2016. Ahí recogía parte de buenas cosas que ya se venían haciendo desde hace mucho, incluso desde el gobierno de Menem, en la Alianza, con el kirchnerismo, vinculada a la digitalización, pero nunca presentó un modelo de Estado. Esto de armar y desarmar ministerios en dos años es algo bastante inaudito. No tienen un modelo de Estado. El menemismo cuando llegó, con toda su propuesta de reforma del Estado motivada por el neoliberalismo, planteó la idea de pasar a un modelo gerencialista en  las políticas públicas. Acá no hay modelo.

¿Vamos a tener un país mejor o peor?

Todas estas variables dejan un país más complicado. Lo que ha hecho fue destruir empleos, ajustar y desajustar el Estado en diversas áreas, pero no ha presentado un modelo. Las cosas decididamente van a quedar peor. El Estado perdió recursos que después cuesta mucho recomponer. A eso suma la transferencia brutal de recursos a los sectores más concentrados, especialmente financiero y energéticos, deja una sociedad otra vez renga.

¿Cómo evaluás a la oposición?

La oposición sabe que la dispersión favorece las chances de la reelección del gobierno de Mauricio Macri. Parecería que la fórmula para resolver eso es ir lo más unido posible, el peronismo y su órbita, tiene un desafío por delante bastante importante en pos de una unidad electoral. No es un proceso que sea fácil por ahora. Han dado señales de amistad, donde aquellos que tienen aspiraciones presidenciales se sientan juntos. La mesa de los cuatro de la semana pasada mostró una alternativa y del otro lado pareciera que hay bastante peronismo con vocación de ir juntos. Como resuelven esto, si lo hacen previo a las PASO, en las PASO o van por fuera ambos, va decir mucho de las posibilidades que tengan de vencer a Macri.

¿Cristina Kirchner va a ser la gran electora?

Hasta ahora lo que se está presentado es cierto cuidado en los modos por parte de todos los actores políticos del espacio, incluida Cristina Fernández. Sigue teniendo una gran intención de voto, pero no me parece que ella termine imponiendo sino es ella un candidato. No parecería que vayan por ese camino. Por ahora están mostrando una voluntad todos de diálogo. Creo que va a ser importante, porque la fórmula que llegue tiene que ser un gran nivel de consenso, al interior del peronismo, pero también afuera.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias