jueves 18 de octubre de 2018 - Edición Nº1045
Dos Líneas » Entrevista » 30 sep 2018

Walter Abarca: “Vamos al FMI para pagarle a los dueños de la bicicleta financiera”

En diálogo con Dos Líneas, el legislador provincial habló del nuevo acuerdo con el Fondo y del futuro del peronismo.


Walter Abarca es diputado provincial y vicepresidente del bloque de Unidad Ciudadana. En  declaraciones a Dos Líneas, el legislador oriundo de Saladillo habló del nuevo acuerdo con el FMI, el futuro del peronismo y dijo que la gestión de Vidal no es más transparente en la adjudicación de las obras públicas.

Se acaba de conocer un nuevo acuerdo con el FMI por un total de 57 mil millones de dólares, ¿Qué consecuencias creés que va a traer?

Creo que seguimos por mal camino. Estamos refinanciando deuda para una bicicleta financiera de la que no se puede salir. Las consecuencias para el pueblo van a ser mayor ajuste, mayor recesión y se va a consolidar el enfriamiento de la economía. En el interior decimos que `le vas a pedir a la financiera, después le terminás pidiendo al prestamista, para pagarle al otro prestamista´. Vamos al Fondo para pagarle a los dueños de la bicicleta financiera. Este acuerdo no es para el crecimiento de la Argentina, para recuperar la economía o para generar infraestructura. Es para pagar la bicicleta financiera y le va a quedar al país una deuda más que importante.

Uno de los requerimientos solicitados por el Fondo fue la no intervención del sistema de cambio. Luego el nuevo titular del Banco Central dijo que el dólar iba estar en la franja de 34 a 44 pesos. ¿Lo considerás posible?

La verdad no. Dijeron que el dólar iba a estar a 18 cuando presentaron el Presupuesto que está vigente y ahora supera los 42. Es impredecible saber a cuánto va a llegar el dólar. Pero creo que tiene que ver con una cuestión de confianza. Hablaron de la lluvia de inversiones que nunca llegó, del `segundo semestre´, del `tercer trimestre´ y no se vio nada. Este gobierno lo que ha perdido es absolutamente la confianza. Perdieron una gran oportunidad semanas atrás cuando tendrían que haber tenido un recambio en el equipo económico y haber puesto un Ministro de Economía que fuera creíble. Hoy Dujovne genera cero confianza. En este marco presentan un Presupuesto para el año que viene donde dicen que el dólar va a estar a 40 pesos durante el 2019 y ya estamos en esos números.

¿Es posible discutir un Presupuesto en estas condiciones?

Es imposible discutir un Presupuesto en estas condiciones. Y sobre todo lo es porque la discusión gira en torno a cómo se ajusta para pagar los intereses de la deuda. Se equivocan en el camino. La variable del control de la moneda, el fortalecimiento del mercado interno y la protección de la producción nacional deberían ser tenidas en cuenta en el Presupuesto y no lo están. Cuando el Mundo se cierra la Argentina apuesta a un boom exportador y no llegó nunca porque los mercados internacionales van para otro lado. Creen que devaluar le va a dar competitividad a nuestra producción y que vamos a vender afuera pero esto no va a ocurrir. Hay que reabrir las paritarias para que emparejen la inflación y así reforzar el mercado interno. Nada de eso está establecido en el Presupuesto nacional.

Aún no se conoce el proyecto del Presupuesto provincial, pero cómo imaginás que este contexto general va a impactar en el territorio bonaerense.

Va a ser caótico. Primero porque la Provincia de Buenos Aires había tenido un empuje en la recaudación producto de tener una inflación de un 40% y entonces Ingresos Brutos creció en un 30, 35 por ciento. Esto ya empieza a decaer en el último trimestre. Porque es cierto que van a reducir la inflación en función de enfriar la economía, pero eso también reduce los ingresos del Estado. A su vez, le están trasladando a la Provincia costos como los subsidios al transporte, la tarifa soc ial, la eliminación del Fondo Sojero y con aumentos de los servicios. Esto es una aspiradora en cada uno de los distritos bonaerenses. Esta provincia va a necesitar unos 100 mil millones de pesos de deuda solamente para poder pagar sueldos y funcionar. Deuda que pasó de 90 mil millones de pesos cuando asumió Vidal con un dólar a 9 pesos y pico a casi 600 mil millones de pesos con un dólar a más de 40 pesos. Tenemos más del 70% de la deuda dolarizada. Ya tenemos serios problemas para poder pagar los intereses de la deuda que adquirió esta gestión.

¿El peronismo está en condiciones de poder generar una alternativa competitiva electoralmente para poder resolver todos estos problemas?

El peronismo es la alternativa a todos estos problemas. Tenemos que plantear un modelo de provincia distinta. Hay que decir claramente a dónde hay que ir a buscar los recursos que se necesitan. Si a nivel nacional se le hubiera cobrado impuestos a todos los que blanquearon plata, y que ni siquiera la trajeron a la Argentina, hoy dispondríamos de 100 o 120 mil millones de pesos que es lo mismo que se va a reducir por los subsidios a la electricidad. La Provincia tiene que ir a buscar recursos. Por ejemplo, nosotros hemos presentado proyectos para que estaticen la VTV. Para que ese negocio que hoy lo tiene una empresa privada lo haga el Estado. Es un negocio de más de 5.000 millones de pesos, con esa ganancia se puede invertir en rutas. El marcado de autopartes, lo tiene también una empresa privada y también lo podría gestionar la Provincia.

El peronismo bonaerense se observa muy disperso.

Es cierto que después de 28 años perdimos el poder y eso nos costó mucho. El peronismo se ordena mucho desde el poder. Yo tengo grandes expectativas. Estoy convencido que vamos a recuperar la Provincia de Buenos Aires. La etapa que viene es empezar a mostrar que somos una alternativa, que tenemos un proyecto distinto y esto lo vamos a empezar a plasmar en propuestas para el Presupuesto. Vamos a decir que la Provincia se puede gobernar de otra manera.

¿Qué dirigentes serían los mejores candidatos a gobernador?

Creo que tenemos muy buenos nombres. Verónica Magario, Paco Durañona, Martín Insaurralde, Silvina Batakis son grandes dirigentes. Creo que eso se va a ir ordenando.

¿Pero con la intención de lograr un peronismo más vinculado al conurbano o al interior de la provincia?

Considero que tiene que haber un peronismo que exprese al conurbano y al interior. Pero fundamentalmente con una metodología en el accionar muy del interior. Allí hay una construcción distinta, porque la relación personal es distinta. El intendente del interior va al supermercado, lleva a la escuela a sus chicos y tiene una relación mucho más directa con la gente. En el conurbano es más mediática. Al intendente lo conocen porque va a la televisión. El peronismo no tiene que perder esa forma de relacionarse que tenemos los del interior.

¿Pueden vencer la idea de `se robaron todo´?

Es una construcción mediática que hay que llevarla a los números. Escuchás a los dirigentes de Cambiemos que justifican toda su ineficacia para gobernar diciendo que el problema acá es que se robaron todo, la herencia. Cuando vos contrastás los números: la Argentina tenía el nivel de deuda más bajo de toda su historia. Néstor Kirchner tuvo superávit gemelo, es decir, comercial y fiscal. Los dirigentes de Cambiemos dicen que el problema es que hace 120 años gastamos más de lo que ingresa. Mentira. No hace 120 años. Néstor Kirchner agarro una Argentina con 30% de desempleo, con 120% del PBI endeudado y en 4 años tuvo superávit fiscal y comercial. Prácticamente pagó la deuda externa, generó 5 millones puestos de trabajo y llegamos a la tasa de desocupación más baja de la historia. Entonces el análisis es, sí cuando gobernaban los que se `robaron todo´, vos pagabas la luz barata, podías crecer, te podías comprar tu auto, tu casa, podías viajar y el país se desendeudaba, cuando gobiernan los `honestos´ pasa todo lo contrario. No alcanza para comer, para pagar las tarifas, para comprar una casa. Y además tenemos el país endeudado como nunca.

Uno de los nichos de la corrupción es la obra pública. Vos presentaste un proyecto para crear una nueva Ley de Obra Pública, por qué crees que no se trata.

Es un proyecto que diseñó Cenzón cuando era Ministro y que salió con la aprobación de la comisión de todas las fuerzas políticas. Entiendo que lo que no le gusta al oficialismo es la participación de las PyMEs y de las cooperativas de trabajo. Nosotros propusimos que en igualdad de precios, hasta en un 5% se privilegie a las PyMEs locales y a las cooperativas. Eso en función del desarrollo y fomento de cada distrito. Ese es uno de los argumentos por los que el oficialismo se volvió para atrás después de haber aprobado por unanimidad y además porque gobiernan con la Emergencia en Infraestructura. Después de más de 2 años y medio de esa ley, cuando tenían 60 días para hacerlo, recién esta semana se conformó la Bicameral que va a hacer el seguimiento de las obras. Nos están mandando para analizar las obras que se hicieron en el 2016. Tienen decidido gobernar los cuatro años con Emergencias, entonces evitan los controles.

¿No crees que la administración de Vidal es más transparente que gobernaciones anteriores?

No, en absoluto. El accionar demuestra que no son más transparentes. Tuvieron Emergencias de Seguridad, de Infraestructura, con el único objetivo de esquivar todos los organismos de control. La Emergencia establece que si en siete días los organismos de control no dictaminan el expediente es positivo. Entonces se elimina todo tipo de seguimiento, se elimina el Consejo de Obra Pública, el Registro de Proveedores. Claramente no son más trasparentes.

¿Cristina Kirchner va a ser candidata?

Creo que sólo lo sabe Cristina. Dependerá de una decisión personal de ella, pero hoy es la mejor candidata de nuestro espacio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias