jueves 18 de octubre de 2018 - Edición Nº1045
Dos Líneas » Opinión » 27 sep 2018

Por qué es necesaria una reforma de la ley de educación sexual integral

Guillermo Kane- Diputado provincial del Partido Obrero en el Frente de Izquierda


Por:
Guillermo Kane

La campaña llamada "Con nuestros hijos no", que ha reunido a los sectores clericales que animaron la ofensiva contra el aborto legal, seguro y gratuito y el derecho a decidir de las mujeres ha puesto ahora el foco en tratar de frenar una serie de proyectos que, en el Congreso y numerosas legislaturas provinciales, pretenden avanzar en garantizar el dictado de la Educación Sexual Laica y Científica en todos los establecimientos educativos. Los diputados del Partido Obrero y el Frente de Izquierda hemos estado en todo el país impulsando este reclamo de la marea verde en los parlamentos. Las palabras de Jorge Aquino tienen todas las marcas de esta campaña, plagada de falsedades y posiciones retrógradas, discriminatorias y homofóbicas.

El primer éxito de esa campaña ha sido el acuerdo con Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, que se ha expresado en el anuncio de que Cáritas y las Iglesias Evangélicas manejarán una parte importante de la asistencia social que el Gobierno destinaría a tratar de contener la crisis económica y social. Este apoyo al Gobierno habría tenido como contraparte el compromiso de bloquear las iniciativas de ESI, en particular el tratamiento en el Senado bonaerense del proyecto de mi autoría que tiene media sanción en la Cámara de Diputados, donde fue votado hace tres meses. El audio que se ha hecho público del pastor Jorge Sennewald, de ACIERA, uno de los reagrupamientos de Iglesias Evangélicas, donde relata cómo, luego de tener "control del despacho presidencial por una hora y media" y poner a disposición 4500 iglesias como puntos del operativo oficial, se les dieron certezas de que Cambiemos actuará para frenar las iniciativas sobre ESI. Los "republicanos" fanáticos de la división de poderes pueden garantizar resultados del debate parlamentario en función de acuerdos con instituciones privadas. ¿Dónde quedó la famosa libertad de conciencia de las bancas oficialistas?

El otro elemento de la campaña denominada "Con nuestros hijos no" es una distribución de información falsa en la comunidad educativa para generar un alarma sobre la pretensión de "sexualizar" a los niños o "promover su conversión a la homosexualidad". Aquino plantea en esta línea que el dictado de la ESI provocará "serios problemas de identidad sexual". Sin apoyarse en criterio científico alguno, perpetúan un peligrosísimo estereotipo homofóbico cuyo subtexto es igualar homosexualidad a pedofilia. Si de combatir pedofilia y defender la integridad de niños y jóvenes se tratara, tendríamos que escuchar a todos estos elementos pidiendo que se saque de las manos de los curas la educación y no que se refuerce su control.

Aquino acusa a mi proyecto de discriminatorio de las creencias religiosas y violatorio de la libertad de culto, para defender la inclusión entre quienes deban discutir los contenidos a dictarse de "ONG con perspectiva de familia" y "alguien que defienda la perspectiva del niño por nacer". Son eufemismos para reforzar el control de la educación de parte de las Iglesias y sus organizaciones satélites. Bajo la excusa de la libertad de culto se quiere defender la apropiación privada de funciones públicas como la educación, que incluso cuando tiene gestión privada o religiosa, según las leyes sigue teniendo que estar bajo control estatal en cuanto a su funciona miento y contenidos. Los relatos que escuchamos en estos días de la violencia y los abusos a los que fueron sometidos los pupilos del Instituto Próvolo muestran la completa falta de controles sobre la educación religiosa. La libertad religiosa no tiene nada que ver con garantizar la hegemonía de los curas puertas adentro de las instituciones educativas.

Aquí no se horroriza de que se incluyan los aspectos "físicos" del acto sexual entre los que se deben ir explicando a lo largo de su enseñanza, porque defiende el reemplazo de la ESI por la "Educación para el Amor" que repite los dogmas de la catequesis católica: el acto sexual es únicamente legítimo para procrear y en el marco del matrimonio, la homosexualidad es una depravación grave, etcétera.

Mi proyecto de ley defiende el carácter laico y científico de la educación sexual y de toda la educación como condición para que los estudiantes tengan acceso a una formación sin filtros ni prejuicios que la atrasen ni la deformen. Defendemos que las organizaciones de estudiantes y docentes, de mujeres, de minorías sexuales que han peleado por la aplicación de la ESI sean garantes de su aplicación. Las Iglesias han bloqueado o distorsionado el desarrollo de la ley hasta el momento, como registran todos los relevamientos realizados. Los índices de aumento de los embarazos adolescentes, del contagio de enfermedades de transmisión sexual, la verdadera epidemia de femicidios, son muestras de que necesitamos sobrepasar los obstáculos para avanzar con el dictado de una formación sexual en todos los niveles, que no parta de reprimir la sexualidad, sino que instruya sobre cómo desarrollarla según la voluntad de cada individuo, y que incluya una perspectiva contraria a toda discriminación, opresión o violencia hacia las mujeres y las minorías sexuales.

El amplio movimiento que ha levantado este reclamo insistirá, en los recintos, en las escuelas y en las calles para avanzar en hacer realidad la Educación Sexual Laica y Científica. Quienes piensen que apoyándose en las instituciones que promueven el atraso, la discriminación y el sometimiento de las mujeres están logrando una ventaja política se enfrentarán a un enorme movimiento de lucha y al rechazo de una franja mayoritaria y creciente de la población.

* Guillermo Kane- Diputado provincial del Partido Obrero en el Frente de Izquierda

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias