domingo 24 de junio de 2018 - Edición Nº929
Dos Líneas » El País » 9 jun 2018

El infatilismo de subestimar la política internacional

Argentina- Israel, un partido que exhibe mucho.


Por:
Nicolás Alberio

En la jornada de hoy, el seleccionado nacional debería haber enfrentado al conjunto de Israel, pero todo terminó en escándalo y el partido no se juega. Parece anecdótico, un mero encuentro deportivo, pero en realidad  exhibe la poca importancia que se le asigna a la política internacional en Argentina.

Según trascendió, el derby fue concretado en su momento, a partir de las gestiones realizadas por el papá de Lionel Messi, quien junto a un “facilitador de negocios”, diseñó todo y le presentó el paquete cerrado a las autoridades de AFA. En Viamonte se mostraron conformes y todo listo: A cuatro días del Mundial Argentina jugará en Israel con el local.

En el mientras tanto, la AFA fue y vino de bochorno en bochorno, fumata blanca y el Chiqui Tapia fue designado como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino. Entre gallos y medianoche, el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el titular de la cartera de deporte, modificaron la sede del encuentro y el partido debía jugarse en Jerusalén, en lugar de Haifa.

De este modo, Israel lograba la foto del futbolista más importante del momento en el histórico Muro de los Lamentos.

En AFA interpretaron que el cambio era como pasar de la cancha de Quilmes a la cancha de Lanús. Pero sucede, que Jerusalén es una ciudad trascendental para las tres religiones monoteístas más importantes del Mundo y desde la década del 40, la región vive una situación de extrema tensión tras el desplazamiento al que fue sometida Palestina.

En AFA no lo sabían, nunca entraron a Wikipedia siquiera para ver un poco de qué se trataba.

Cuando se acercaba el partido, los principales referentes del seleccionado levantaron el guante tras el reclamo de los palestinos, principalmente, y de un sector de la comunidad internacional y el partido se suspendió. Pero la realidad es, que hasta el más ingenuo sabe que hablar con Israel implica hacerlo con los Estados Unidos.

Ante el desplante, la Asociación de Fútbol de Israel adelantó que presentará una queja formal ante la FIFA. Si bien en principio pensó en pedir la exclusión del equipo de Jorge Sampaoli del Mundial, finalmente sólo demandará al fútbol palestino.

El presidente de la Asociación de Fútbol de Israel, Ofer Eini, informó la decisión en redes sociales: "En horas presentaremos una queja formal ante la FIFA contra la Asociación de Fútbol Palestina. Si la amenaza a jugadores se torna algo sistemático, la FIFA no podrá quedarse de brazos cruzados".

¿Con qué necesidad se genera un conflicto diplomático por un partido de fútbol? Vaya uno a saber.

El partido será una anécdota, otra más de un país que subestima siempre la importancia que tiene la política internacional.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias