martes 23 de octubre de 2018 - Edición Nº1050
Dos Líneas » La Ciudad » 16 may 2018

Victoria Tolosa Paz: “Cambiemos es una máquina de impedir el diálogo”

La concejal de Unidad Ciudadana se cruzó con su par de Cambiemos, Javier Mor Roig, en plena sesión del Concejo Deliberante.


La concejal de Unidad Ciudadana Victoria Tolosa Paz cuestionó a Cambiemos por “cerrar el diálogo” en el Concejo Deliberante, y en ese sentido precisó que el oficialismo evitó tratar un proyecto que busca quitar la tasa de Seguridad e Higiene que pagan los usuarios de Camuzzi, como así también la conformación de una mesa de trabajo para atender el reclamo de productores frutihortícolas de la Región, entre otras iniciativas.

“Pedimos tratar sobre tablas un proyecto que busca beneficiar a miles de vecinos platenses usuarios de Camuzzi que por estos días ven con muchísima preocupación el impacto de los tarifazos, y que abonan en sus facturas un importe que le corresponde abonar a la empresa. Esos proyectos fueron impulsados por Guillermo Cara y Silvana Soria respectivamente. Cambiemos es una máquina de impedir el diálogo: se niega a tratarlo y lo mantiene cajoneado en comisión hace un año”, dijo Tolosa Paz.

“Cambiemos manda a comisión todos los proyectos y pedidos que le puedan resultar incómodos a la hora de dar un debate público, y en la mayoría de los casos esos proyectos responden a reclamos genuinos de los vecinos”, agregó.  

Señaló además que tampoco se logro el tratamiento en el recinto de un planteo formal para que el Ejecutivo comunal cumpla con la ordenanza 11616 sobre la adhesión del Municipio al Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal: “Es el colmo de los colmos. Cambiemos vota en contra de un pedido para que se cumpla una ordenanza votada y aprobada por Cambiemos. Esto es otra muestra de la denominada transparencia de María Eugenia Vidal y del intendente Julio Garro”.

Por otra parte, Tolosa Paz se refirió a una polémica intervención del concejal Javier Mor Roig, quien le pidió la “renuncia” a la edil luego que esta planteara la necesidad de tratar en el recinto los reclamos de los vecinos en lugar de girar los proyectos a comisión, en un claro intento de cajonear los expedientes: “Aunque Mor Roig me pida la renuncia, yo no voy a renunciar y voy a seguir atendiendo y gestionando los pedidos que nos hacen en todos los barrios”, dijo.

Sobre este punto agregó que “la verdad fue un momento que incomodó a todos; me extraña de Mor Roig, hombre grande, de dilatada trayectoria, pero que a la hora de dar el debate evidentemente perdió los estribos. Entiendo que fue un exabrupto, pero así y todo le quiero responder que no pienso renunciar. Y que él, como sus compañeros de bloque, deberían gritar menos y gestionar más”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias