lunes 15 de octubre de 2018 - Edición Nº1042
Dos Líneas » La Provincia » 10 may 2018

El Senado convirtió en ley las modificaciones al jury de enjuiciamiento

Detallaron que con la nueva norma “los plazos se achican en general un 50%”.


La Cámara de Senadores bonaerense sancionó hoy la ley que agiliza el procedimiento de enjuiciamiento de magistrados y funcionarios del Poder Judicial, conocido como Jury, con el objetivo de "adaptarlo a las demandas sociales".

La norma establece que los legisladores que integran el Jurado de Enjuiciamiento en caso de ser reelegidos para un nuevo período legislativo continuarán integrando dicho proceso para el que han sido designados, y no será necesario que vuelvan a sortearse, tal como sucede hoy.

También determina que el presidente del Jurado (el titular de la Suprema Corte) rija el órgano en todas aquellas denuncias o requerimientos que se hayan presentado durante su desempeño en la presidencia y hasta el final del proceso, más allá de que deje de presidir la Corte por el sistema de rotación que existe en ese órgano jurisdiccional.

También otorga mayores atribuciones al titular del Jurado para resolver cuestiones que se presentan durante el proceso de juzgamiento de jueces y fiscales, y acorta los plazos para la recusación de sus miembros.

Establece además que el apartamiento preventivo del funcionario denunciado podrá regir ahora "desde el momento en el que el Jurado admite la acusación", teniendo en consideración "la necesidad de contar con funcionarios públicos intachables en el mientras tanto (es decir, en dicha etapa del proceso), que sean dignos de ejercer la magistratura y administrar Justicia", según los fundamentos.

El senador provincial de Cambiemos Juan Pablo Allan explicó que la ley sancionada hoy “es parte de un paquete de proyectos que envió la gobernadora para mejorar el funcionamiento de la Justicia que hoy es una de las instituciones más desprestigiadas”.

El legislador precisó que las reformas a la ley de Jury “buscan celeridad en el proceso y mejoras en las garantías”, y detalló que con la nueva ley “los plazos se achican en general un 50 por ciento”.

Allan destacó que en los últimos dos años “se batió récord de apartamiento de jueces y fiscales por destitución, suspensión o porque renunciaron cuando el agua les llegaba al cuello”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias