miércoles 12 de diciembre de 2018 - Edición Nº1100
Dos Líneas » Actualidad » 5 abr 2018

Secuestran documentos en una causa contra Oyarbide

Es en el marco de una investigación por presunto enriquecimiento ilícito que compromete al ex magistrado.


La Policía de la Ciudad secuestró documentos, recibos y facturas en una decena de allanamientos realizados en la Capital Federal y las localidades bonaerenses de Lomas de Zamora y Ciudadela, en el marco de la causa en la que se investiga al ex juez Norberto Oyarbide por presunto enriquecimiento ilícito.

Fuentes de la investigación informaron que los operativos estuvieron a cargo de la División Defraudaciones y Estafas de la fuerza porteña y fueron ordenados por el juez federal Sergio Torres.

El objetivo de los procedimientos fue "identificar a todos los ocupantes de los inmuebles a allanar y procurar el secuestro de documentación contable vinculada a las empresas objeto de la investigación", indicó un vocero.

Agregó que en sólo dos domicilios, uno de Capital Federal y otro en territorio bonaerense, se secuestraron documentos, recibos y facturas de interés para la causa que instruye Torres.

Torres y el fiscal Jorge Di Lello investigan a Oyarbide por supuesto enriquecimiento ilícito en una causa donde se sospecha que actuaron como testaferros los empresarios Ariel Roperti, Claudio Blanco, Jorge Bladimisquy, Ariel Feur y Cristina Ramírez.

En el expediente, se cree que los imputados tuvieron participación en tres empresas -Cuasares, Consorcio Creba y Krakenlab-, de acuerdo a una denuncia presentada por el fiscal de Saavedra, José María Campagnoli, tras una investigación preliminar.

Una testigo relevante en la causa es la ex esposa de Roperti, María Martha Cavallaro, quien declaró ante Di Lello que su ex marido incrementó su patrimonio de manera considerable a partir del 2010, cuando conoció al ex magistrado federal y a Blanco en una parrilla de Puerto Madero.

La mujer explicó que por esa época estaba casada con Roperti y apareció como integrante de varias sociedades, para lo cual ella extendió un poder a su marido y él le llevaba papeles para firmar, según dijo en la fiscalía.

Oyarbide renunció a su cargo y se jubiló el 8 de abril de 2016, luego de 21 años como juez federal y de evitar un juicio político y atravesar numerosos escándalos y denuncias por mal desempeño en sus funciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias