jueves 20 de septiembre de 2018 - Edición Nº1017
Dos Líneas » Actualidad » 21 mar 2018

El “loco de la grúa” pidió disculpas

“Me equivoqué y tengo que pagar”, declaró. Está imputado por lesiones y daño.


El conductor que se bajó de su auto para correr la grúa de una empresa que obstruía su paso mientras instalaba alumbrado público y casi mata a un operario en el partido bonaerense de Vicente López, reconoció haberse equivocado y afirmó que deberá “pagar” por su actitud.

El incidente se produjo hace una semana en la intersección de Ávalos y Ricardo Gutiérrez, en la localidad de Munro, cuando el tráfico se encontraba interrumpido mientras operarios con una grúa instalaban luminarias led. Hernán se bajó de su camioneta y movió la grúa unos metros para poder pasar, pero en el brazo mecánico que termino enredado en los cables, había otro operario que casi muera electrocutado.

Este miércoles, el conductor hizo su descargo ante los medios y se mostró arrepentido: “Es la primera vez que me pasa. Estoy totalmente arrepentido. Me equivoqué y tengo que pagar”. Y explicó: “Estaba llegando tarde para buscar a mi hija al jardín de infantes, tiene 3 años. La calle no estaba cortada en la esquina anterior, esa cuadra tiene 200 metros, con autos estacionados de las dos manos, adelante mío había otro auto y atrás había otros más, y no había forma de ir para atrás”.

En esa línea, continuó: “Tocamos bocina todos, esperamos un tiempo prudencial, cinco minutos, que parece poco pero en esa situación es un montón de tiempo. Me bajo a hablar con esta persona, le pido que por favor que corra el camión un poquito, nos deje salir de ahí y después siga trabajando. Me responde que no se va a correr nada y que va a tardar lo que tenga que tardar”.

“Me dice con un gesto grocero: ‘ésta voy a correr’, y se agarra la entrepierna. En ese momento, me enojo claramente, y prefiriendo no darle un bife, que era lo que se merecía, digo ‘voy a tener problemas, me subo, lo corro y sigo mi camino'”, explicó, mientras aseguró que “jamás” se dio cuenta de que había otro hombre trabajando a la altura de los cables.

Y agregó: “El operario nunca gritó, aparentemente la persona se desmayó. Después me mostraron la foto de este hombre, pobre, quedó enroscado dentro de la canasta, por eso no lo veo cuando me bajo”.

Además, negó que los demás compañeros del operario le hayan advertido de su presencia en el brazo mecánico. “Fui a buscar a mi hija al colegio y después me vine a mi casa. Me enteré 4 horas después cuando vino la policía”, comentó.

Luego de correr la grúa, Hernán tocó un auto conducido por una mujer: “A la mujer del auto adelante, como no avanzaba, le toco bocina, lo empieza a hacer, pero frena de golpe, ahí la toco, se asusta y empieza a avanzar”.

“El otro operario se tiraba arriba del auto, en el video está claro, y después sale caminando”, remarcó por la doble tentativa de homicidio que se le imputaba en un principio. “Es la primera vez que me pasa. Estoy totalmente arrepentido. No sabía que estaba esa persona ahí arriba, sino no voy a hacer eso ni irme si veo que lastimé a alguien”, explicó.

También criticó la falta de señalización y prevención del tránsito: “Si hubiera alguien de tránsito y cortaban la calle en donde debían, yo seguía mi camino perfectamente por otra ruta y no tendría los problemas penales, civiles y familiares que tengo ahora”.

“No se soluciona nada haciendo lo que yo hice”, esgrimió, aunque contó que todavía no le pidió disculpas personalmente al operario porque “la situación está muy fresca” y tiene “cierto temor” por su integridad ya que “pueden no ser bien recibidas del otro lado”.

“Las disculpas a veces no alcanzan lamentablemente”, explicó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias