jueves 19 de julio de 2018 - Edición Nº954
Dos Líneas » Actualidad » 16 ene 2018

El Papa pidió perdón por los abusos sexuales de curas a menores

Dijo sentir "dolor y vergüenza". También exigió respeto por los pueblos originarios.


El papa Francisco expresó hoy su "dolor y vergüenza" por los abusos cometidos a menores por parte de sacerdotes, y pidió "que no se vuelva a repetir el daño irreparable" que provocaron miembros de la Iglesia a los niños de ese país, a raíz de los casos de pedofilia. Lo dijo en su primer discurso en Chile, pronunciado en el Palacio de la Moneda del estado trasandino, donde llegó ayer para una visita de tres días.

"No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza, vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia", declaró el Papa en el Palacio de la Moneda frente a Michelle Bachelet y el presidente electo Sebastián Piñera.

"Me quiero unir a mis hermanos en el Episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con toda la fuerza a todas las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que no se vuelva a repetir", añadió Francisco en su primer discurso en Chile.

El Papa enfrentó así uno de los temas más complejos de su visita a Chile y que había generado las mayores críticas por una parte importante de la sociedad, que cuestiona a la Iglesia local por haber protegido a curas abusadores. A pocos días del arribo de Francisco, la ONG estadounidense Bishop Accountability denunció abusos de al menos 80 religiosos desde el 2000 en Chile.

La Iglesia chilena ha sufrido un fuerte desgaste por estos escándalos, desatados tras el caso de Fernando Karadima, un cura abusador que fue declarado culpable por la Santa Sede tras un proceso canónico. Esta es una de las causas que explica que en Chile el pontífice tenga la imagen positiva más baja de la región, con un 5.3 sobre 10, según la consultora Latinobarómetro.

El caso de Karadima sigue presente porque uno de los cinco obispos que formó al párroco es el ex obispo castrense y actual titular de la diócesis sureña de Osorno, Juan Barros, quien al igual que otros sacerdotes vinculados a castigado religioso son muy resistidos por la comunidad laica local.

Tras el discurso de esta mañana en el Palacio de la Moneda, Sebastián Piñera dijo que las palabras del Papa significan "un valiente reconocimiento de que (la Iglesia) ha perjudicado y causado dolor a nuestros niños".

Por otro lado, Francisco también tuvo palabras de fuerte apoyo para los pueblos originarios, en el contexto de un viaje en el que mañana almorzará con un grupo de mapuches en la sureña Temuco.

Así, demandó escuchar "a los pueblos originarios, frecuentemente olvidados y cuyos derechos necesitan ser atendidos y su cultura cuidada, para que no se pierda parte de la identidad y riqueza de esta nación".

Francisco convocó a una resistencia "ante el avance del paradigma tecnocrático que privilegia la irrupción del poder económico en contra de los ecosistemas naturales y, por lo tanto, del bien común de nuestros pueblos".

"La sabiduría de los pueblos originarios puede ser un gran aporte. De ellos podemos aprender que no hay verdadero desarrollo en un pueblo que dé la espalda a la tierra y a todo y a todos los que la rodean", planteó en esa dirección.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias