martes 21 de noviembre de 2017 - Edición Nº714
Dos Líneas » La Provincia » 8 nov 2017

El Presupuesto 2018 deberá esperar hasta el martes

En una sesión maratónica en ambas cámaras de la Legislatura bonaerense se prevé que será tratado la semana próxima.


Los proyectos de Presupuesto 2018 y Ley Impositiva presentados por el gobierno de María Eugenia Vidal serán tratados el martes próximo tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado y no mañana, como se había previsto.

La decisión, de acuerdo a los voceros parlamentarios, se adoptó anoche después de que la gobernadora Vidal mantuviera un encuentro con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, para acercar posiciones en torno a la iniciativa, que prevé 630.000 millones de pesos de gastos con un endeudamiento de 85.000 millones de pesos.

Los voceros destacaron que "se está muy cerca de alcanzar el número necesario" para la aprobación del Presupuesto y precisaron que "se trabajará hasta la semana que viene para lograr el acompañamiento de los bloques políticos de Massa y Margarita Stolbizer, así como a algunos legisladores que responden a intendentes peronistas y otros del Movimiento Evita".

En Cambiemos prevén que esos diputados y senadores presten los acuerdos a partir de la inclusión de algunas modificaciones en torno al Fondo Educativo y a cuestiones impositivas sectoriales como las cooperativas.

El proyecto de Presupuesto prevé para 2018 un crecimiento de 3,5% de la economía bonaerense e incluye una baja en la presión impositiva a 5,5% del producto bruto geográfico (PBG), frente a 5,8% este año.

El desequilibrio en las cuentas se proyecta en 0,65% del producto, unos 31.000 millones de pesos, frente a 1% el año pasado y al 0,75% previsto para este año.

Todo el déficit, que se cubrirá con deuda, corresponde a la inversión, ya que habrá un superávit corriente de $ 5.700 millones.

Para Desarrollo Social habrá un aumento de 30%, un 22% en las partidas para inversión en Infraestructura y un 19% en Salud.

Por otro lado, la baja de impuestos proyectada para 2018 a través del proyecto de Ley Impositiva, tendrá un costo fiscal de $ 10.000 millones y abarcará a Ingresos Brutos en cada sector: unas 3.900 grandes industrias, por ejemplo, pagarán una alícuota de 1,5% (frente a 1,75% en la actualidad).

Estarán exentas, además, las pymes fabriles que facturen hasta $ 78 millones, y cuyo tope es hoy de $ 52 millones, lo que implica una variación de más del 50% y alcanza a unas 40.000 compañías.

Para la construcción, la alícuota del gravamen bajará de 4% a 3% en beneficio de 39.000 compañías; para unos 15.000 pequeños comercios que facturen hasta $ 2 millones se reducirá de 3,5% a 2,5%; y para unas 2.200 carnicerías también caerá a 2,5%, desde el 3,5 a 5% actual.

Unos 3.800 pequeños productores agroganaderos tendrán alícuota cero cuando facturen hasta $ 3 millones anuales.

Se recortará asimismo la alícuota del impuesto a los Sellos, de 3,6% a 2% para la compra venta de inmuebles y para autos cero kilómetro ese gravamen y el de Ingresos Brutas bajan de 3 y 3,5% respectivamente, al 2,5%.

Sin embargo, habrá aumentos de más del 50 por ciento para el impuesto Inmobiliario Urbano y el Rural, según el proyecto presentado en la Legislatura.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias