miércoles 18 de octubre de 2017 - Edición Nº680
Dos Líneas » Entrevista » 20 nov 2016

Marcelo Leiras: "Hace años que el radicalismo no es un partido de relevancia"

El prestigioso politólogo analizó el Gobiernos de Cambiemos, como así también, el rol de Randazzo y del Papa en el peronismo.


Marcelo Leiras es Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Notre Dame. Actualmente, es el Director del Departamento de Ciencias Sociales y de la Maestría en Administración y Políticas Públicas de la Universidad de San Andrés. Se especializa en partidos políticos y federalismo.

¿Qué evaluación hacés de los primeros meses de la gestión de Macri?

Creo que generó una buena interacción en el plano político, en la relación con el Congreso y con los gobernadores. Pero en el plano económico, me parece que no alcanza resultados, todavía, positivos y las perspectivas para el año que viene son buenas, pero hay muchas dudas también. En términos de gestión, en muchos ministerios parece haber habido problemas. Creo que el problema principal que tienen son las consecuencias regresivas de las primeras medidas económicas. Es difícil, pero la evaluación general no es positiva, quizás calibrando, el gobierno puede mejorar.

Vidal cuenta con una gran imagen positiva, superior a la de Macri ¿Cómo se explica?

Hay que ver lo que mira la imagen positiva. Yo creo que es una reacción medio superficial que la gente tiene del devenir de los políticos. Creo que lo que pasa con Vidal es que es una mujer que, aparentemente, ha resultado creíble. Parece muy franca en su exposición. También es una mujer joven, es agradable en su trato. La verdad no sé cuáles son los componentes de su imagen positiva, pero algo funciona parece.

Históricamente existió una rivalidad no declarada ente el Presidente y el Gobernador ¿Se puede reeditar con Macri y Vidal?

De ningún modo. Si Macri se presentara para la reelección, que probablemente lo haría, Vidal haría muy mal desafiándolo. Cualquier tensión entre el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires y el Presidente es negativa para los dos. El PRO es una fuerza en formación, donde el liderazgo de Macri es muy involucrado y comprometido. No veo que vaya haber una tensión.

El PRO es el único partido fundado en el Siglo XXI que alcanzó una presidencia hasta ahora en el Mundo ¿Eso le da alguna característica superior al resto de la vieja clase política?

No. Los desafíos que tienen los partidos son independientes a su fecha de formación. Es más, creo que el hecho de ser un partido nuevo es más un déficit que una ventaja. Si fuera un partido más viejo, quizás, tendría estructuras territoriales que le permitan organizar el trabajo mejor y conseguir candidatos en todas las provincias. Lo que sí es interesante es que es una organización que contiene a sus miembros, que le da chances de competir, que estructura la competencia de una forma intensa. Esto se evidenció en la Ciudad de Buenos Aires, donde el Presidente tomó partido por uno de ellos y eso no afectó la organización. Me parece que es un partido que está ocupando a escala nacional el lugar que ha desempeñado el radicalismo antes.

¿Qué análisis hacés del presente del radicalismo? ¿Puede liderar una alternativa de poder?

No, hace 15 años que el radicalismo ha dejado de ser una fuerza política nacional de relevancia. Es más, te diría que el declive se inicia en el 93. Desde las elecciones del 95 que el radicalismo no puede presentar solo un candidato competitivo. La candidatura de Massaccesi en su momento fue bastante débil. En cambio, la candidatura de De la Rúa fue fuerte, pero porque tenía el acompañamiento del FREPASO. El radicalismo cuando firmó el Pacto de Olivos perdió su credibilidad en los electorados de la pampa húmeda. Sin el porteño, el bonaerense, el cordobés, el santafesino, un partido que le quiere ganar al peronismo no puede competir a escala nacional.

¿La cumbre de Gualeguaychú en la que acordó con Macri lo continúo debilitando?

No creo. La cumbre de Gualeguaychú le permitió sacar lo máximo que tiene, que es poco, claramente.

Una de las críticas que se le hace a Cambiemos es la recurrente alusión a la “pesada herencia” ¿Les puede jugar en contra?

No me parece. Les puede jugar en contra si tienen malos resultados económicos. Por el momento han podido justificar que recibieron una situación difícil, pero no logra ser efectivo en el contexto. Los hechos de corrupción son los que llaman más la atención en la opinión pública. El argumento de la herencia no es fuerte para lograr apoyo electoral. Al oficialismo le va a ir bien o mal en la elección legislativa de acuerdo a los resultados de su propia gestión.

¿Cómo analizás la presencia de Randazzo en la reconstrucción del peronismo?

Creo que es un candidato fuerte en la Provincia de Buenos Aires y que puede hacer una gran elección legislativa el año próximo. Si estuviera en una boleta con Massa, sería el candidato más fuerte. La gestión de Randazzo fue evaluada positivamente en todos los ámbitos en los que se desempeñó. Probablemente, no tiene un conocimiento muy alto. Pero se preservó para un futuro político evitando ser candidato del FpV el año pasado. Me parece que es un candidato interesante y dependiendo de cómo jueguen otras fichas peronistas puede tener buenas chances en los años próximos.

¿Y el Papa? ¿Va a jugar algún rol en el peronismo?

El Papa es líder de la Iglesia Católica y tiene otros problemas. Creo que puede influir en el sindicalismo peronista, pero no mucho más. No creo que tenga un papel relevante.

¿Qué opinión te merece la implementación de la Boleta Única Electrónica?

Reemplazar el sistema de votación es una consideración de relevancia secundaria y hacerlo por papel me parece mejor que por una boleta electrónica, porque puede ser controlada por todos. Me gustaría que para el caso de la boleta electrónica pudiera participar más de un oferente. Todo depende de cómo se le presente la información al electorado. Aún no hay detalles de cómo se van a analizar los resultados y eso es lo que hay discutir. Hay que tratar que la información electoral llegue del modo más simple a los votantes y también moderar las colectoras, los acoples, los lemas. Todas las cosas que confunden a los votantes. Esa es la reforma política relevante. Esta reforma es un paso adelante, pero podría haber sido un paso más significativo.

¿Estás de acuerdo con la Ley de Paridad?

Me parece muy bien, no entiendo como alguien puede estar en contra. Es evidente que si la mitad de las personas son mujeres, la participación de los candidatos tendría que reflejar esa realidad. No veo porque estaría mal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias