viernes 06 de diciembre de 2019 - Edición Nº1459
Dos Líneas » El País » 1 dic 2019

La deuda pendiente con los créditos UVA

Hasta el momento no existen certezas respecto del modo en que el gobierno electo enfrentará esta situación.


Por:
Alexis Dritsos

A pocos días del traspaso de mando  los equipos del presidente electo trabajan aceleradamente en las medidas que implementaran a partir del 10 de diciembre, apuntando a poner en marcha un nuevo modelo de gestión dentro de los 100 primeros días de gobierno.

En materia económica la herencia a recibir impone una exigente agenda que deberá ser abordada de inmediato por los nuevos funcionarios en cuatro frentes complejos e ineludibles como son la deuda, el dólar, la recesión y la inflación.

Lamentablemente, la gravedad de la crisis no se agota con estos asuntos y uno de los tantos temas pendientes que deja sin resolver el gobierno de Cambiemos es el de los créditos UVA.

Hasta el momento no existen certezas respecto del modo en que el gobierno electo enfrentará esta situación. Los trascendidos mencionan la posibilidad de usar el Coeficiente de Variación Salarial en lugar de la UVA, y más recientemente, se habla de la posibilidad un congelamiento por seis meses de la UVA.

En cualquier caso, estas medidas no representan una solución definitiva que garantice ni la equidad ni la sustentabilidad futura del sistema de estos créditos.

Hoy, hay dos sectores marcadamente enfrentados por este tema: los sectores de grupos de autoconvocados, por un lado, y los defensores a ultranza de este modelo por el otro.

Los primeros plantean la eliminación de la UVA, el congelamiento del capital y/o la eliminación de cualquier actualización al capital, además de cuotas más bajas a las actuales.

Los segundos, entre los que se encuentra el economista ultra-oficialista Martín Tetáz, consideran que el sistema es justo y que, a lo sumo, podría cambiarse la UVA por el CVS.

Ante este panorama, el gobierno tiene la responsabilidad de tomar medidas concretas que permitan un verdadero alivio a las familias afectadas garantizando la sustentabilidad de los créditos en el futuro.

Para lograr estos objetivos el proyecto podría contemplar las siguientes características:

1.            Reconversión automática de todos los créditos a un nuevo sistema eliminando la UVA.

2.            Recálculo desde el inicio modificando el sistema de actualización del capital por un mecanismo acorde a la evolución real de los ingresos de las familias y que asegure el equilibrio sustentable de las relaciones entre ingresos, cuotas y capital adeudado.(el CVS puro no sirve a esos fines)

3.            Aplicación de tasa tope desde el inicio al final del préstamo.

Adicionalmente, estos préstamos reconvertidos podrían contener una cláusula de salida sin costo, para que el tomador pueda elegir cambiar su crédito a cualquier línea de productos que ofreciera su banco en el futuro.

Esta propuesta permite resolver el problema sin demora, con cuotas recalculadas en base a la situación real de los deudores, y sin imponerle un costo adicional al Estado.

Posiblemente, para muchos de los afectados por la usura del modelo UVA y por el sentimiento de haber sido estafados por el gobierno de Cambiemos, esta solución parezca insuficiente.

Evidentemente el reclamo más fuerte es el de contar con un crédito tradicional con una cuota razonable, aunque todos sabemos que en la situación económica actual es imposible de lograr a menos que se destinen fondos públicos para subsidiar las cuotas.

Los afectados por los créditos UVA tienen que entender que cualquier “producto” que se les ofrezca en reemplazo del sistema actual podría ser solicitado por los miles de potenciales tomadores que anhelan acceder a la vivienda propia mediante un crédito.

En este contexto, los créditos reconvertidos propuestos que garanticen a lo largo del tiempo los equilibrios iniciales que aceptaron los tomadores y que contengan una cláusula de salida futura ante una alternativa más conveniente, representa una opción posible y equitativa en relación al modelo vigente hasta este momento.

* Alexis Dritsos- Economista Partido Socialista

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias