miércoles 26 de junio de 2019 - Edición Nº1296
Dos Líneas » Opinión » 3 may 2019

El caso Mosca

Guillermo Kane- Diputado provincial del Partido Obrero en el Frente de Izquierda


Se han conocido en estas horas gravísimas denuncias de abusos sexual contra Manuel Mosca, diputado provincial del Pro, Presidente de la cámara de diputados y armador político destacado de la gobernadora Vidal en la provincia de Buenos Aires. Las denunciantes son militantes del PRO que estaban bajo su mando en la campaña del 2015 y en situaciones posteriores.

El artículo en el diario Clarín, que pretende mostrar a Vidal y a la cúpula del PRO como comprometidos en el avance de las denuncias contra Mosca, contiene sin embargo, la confirmación de un largo intento de encubrimiento. Las denuncias, conocidas desde diciembre, hace ya 5 meses, han pasado por manos de decenas de dirigentes de Cambiemos.

Es evidente que esta demora ha respondido a un intento de hacer desistir a las víctimas. Laura Alonso recibió las denuncias hace meses y habría realizado una serie de consultas con los referentes “progresistas” de Cambiemos: Lospenatto, el rabino Bergman, y el filósofo Rozitchner, entre otros. La funcionaria, que reconoció recientemente que la oficina anti-corrupción que encabeza se niega a investigar a los integrantes del actual gobierno, ha operado aquí también como un agente de impunidad.

Según el mismo artículo, dos de las denunciantes han abandonado la denuncia, atemorizadas. Mientras tanto Mosca ha realizado dos presentaciones judiciales, tratando de enmarcar a las denuncias como una extorsión contra él, la misma conducta de Juan Darthes. Ahora que una de las víctimas ha presentado su denuncia a la Corte Suprema, Vidal, Laura Alonso y la cúpula de Cambiemos corren a dar a conocer los detalles de las denuncias que cajonearon estos meses y a desmentir de esa manera, la versión de Mosca de la extorsión.

Mosca es el marido de la Senadora Gladys González, con lo cual golpea en varios frentes al PRO. El escándalo golpea al PRO en momentos de una enorme crisis política, mientras se discute que la gobernadora y jefa política de Mosca sea catapultada como figura de recambio presidencial del alicaído Macri. Una licencia temporaria de Mosca dejaría a la presidencia de la cámara en manos de la diputada Marisol Merquel, del bloque del PJ que responde a Insaurralde y los intendentes bonaerenses.

Si bien este bloque ha sido un puntal de cogobierno para Vidal, es evidente que perder el manejo de la cámara frente a sus adversarios en plena campaña electoral abre un flanco de crisis potencial nuevo para el PRO. La votación de nuevas autoridades implicaría, no sólo una confirmación del PRO sobre la veracidad de las denuncias, si no la necesidad de un nuevo voto de apoyo de sectores del PJ a Cambiemos, en momentos de un desgaste político mucho mayor del oficialismo y muy cerca de las elecciones donde se enfrentarán.

Por lo pronto se ha convocado a una sesión el 9 de mayo donde según trascendió a los medios Mosca pediría que le den una licencia temporaria y le quiten los fueros parlamentarios.

Rechazamos las maniobras de impunidad y los intentos de bloquear las denuncias. Proponemos que Mosca sea separado de su cargo y su banca y a su vez que se conforme una comisión investigadora independiente de la justicia conformada por organizaciones de mujeres y representantes de las trabajadoras de la legislatura que garantice la recepción de nuevas denuncias sin filtros ni amedrentamiento.

* Guillermo Kane- Diputado provincial del Partido Obrero en el Frente de Izquierda

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias